La supervisión

La “Supervisión” es un método de asesoramiento, dirigido a profesionales y cuyos objetivos fundamentales son la satisfacción en el trabajo y la calidad del mismo. 

¿Cuántas veces en el trabajo decimos…

No hay forma de cambiar las cosas; Estoy cansado/a y me encuentro sin ganas; El equipo no funciona; No vamos a conseguir gran cosa 

Nos sentimos implicados, embrollados, perdidos y por tanto nos enfrentamos a situaciones en las que “no entendemos lo que está pasando, no entendemos lo que nos está pasando.

¿ qué puedo hacer ?

 Supervisión  como un espacio de tiempo y lugar donde

  • reflexionar sobre el trabajo a nivel personal
  • descubrir que elementos producen insatisfacción
  • clarificar funciones y tareas 
  • descubrir habilidades profesionales 
  • mejorar la capacidad comunicativa

Este modelo que se ofrece, cree que la persona es capaz de aprender, de desarrollarse, de mejorar sus cualificaciones y potencialidades. Las respuestas y soluciones surgen de la propia persona, el Supervisor con su formación acompaña y pone los medios para que así sea. Por tanto esta supervisión no tiene como función controlar y evaluar de una manera directiva. 

La Supervisión facilita:

  • Otras miradas, otras visiones de la situación que nos preocupa.
  • Focalizar y poner el acento donde está la dificultad.
  • Desarrollar estrategias para aplicar cambios que lleven a una mayor satisfacción personal y profesional.

TIPOS DE SUPERVISIÓN

Supervisión Grupal:

  Es el proceso que se lleva a cabo con un grupo de profesionales que trabajan en distintas entidades y/ o ámbitos laborales.

Supervisión de Equipo:

Se realiza con un grupo de profesionales de la misma Entidad que trabajan en Equipo.

Supervisión Individual:

  Se realiza a un solo profesional

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.